dilluns, 4 d’agost de 2008

Eran siete que la aguantaban...

"...y aún meaba torcido."

Este va a ser, si no sucede nada importante y nadie lo remedia, mi último post desde Mallorca antes de emprender mi gran aventura catalana. No porque esté a punto de irme, sino porque planeo rascarme las partes nobles durante el resto del agosto, y no es cuestión de ir dando más envidia de la que ya se me tiene sin hacer esfuerzos adicionales. Además, como aún no tengo billete, ni por tanto fecha de partida mantendremos el misterio hasta el final (aunque en otro orden de cosas, si alguien tiene algo extremadamente importante que decirme en persona, que no badi molt).

Hace cosa de diez meses, andaba por Derry echando de menos mi tierra y deseando volver; como ya conté, hoy solo tengo ganas de irme. Hace dos días pensaba en esto, durante una fiesta de cumpleaños en la que me sentía especialmente desubicado: la homenajeada cumplía un año, y todos los invitados, o eran niños, o eran padres. Supongo que me sentía más identificado con los primeros, pero por alguna razón, me parecía inapropiado meterme con ellos en la piscina Toy a pelearnos en manguitos. De ahí pasé a reflexionar que era importante que me fuera pronto a algún lugar donde en las fiestas de cumpleaños a las que me invitaran solo hubiera mayores de edad, y chicas solteras en edad de merecer. Cuando tus amigos treintañeros se dedican a aburguesarse y reproducirse, sabes que es tu señal para emprender viajes, vivir aventuras, y en general hacer lo que el resto de triunfadores que conozco.

Hablando de lo cual, este post está dedicado a un amigo mío, colega veterano de mi anterior trabajo, y que se pasa estas semanas recorriendo la península ibérica a bordo de su moto en plan Easy Rider y al ritmo de Steppenwolf.



Ya decía Morfeo en aquella película: "yo solo puedo enseñarte el camino, a ti te corresponde recorrerlo". Venga idò.

4 comentaris:

amelche ha dit...

¡No sabes cómo te comprendo en lo de las fiestas de cumpleaños de niños...! Menos mal que, al final, convencí a mis amigos de que no quería ir más y que ese no era mi sitio.

Hator ha dit...

¿Tu colega puede temer por su cabellera y/o su vida?
Es que si no es así... Easy Rider no puede ser, se siente!

En Simonet... ha dit...

¿Qué te ha parecido lo del Sauce? pa mi de lo más irregular, quizás esperaba demasiado...

Si estás de Japos, acabo de leer "Out" de Natsuo Kirino, va de descuartizadoras de cadáveres, seguro que te engancha ~:-)

Salut!

Mateu's Shared Mind ha dit...

Gràcies per la dedicatoria, he tornat, estic més viu que mai i la meva cabellera segueix intacta. Però l'aventura continua ;)