diumenge, 3 de febrer de 2008

Haciendo miedo

No es que quiera dedicarme ahora a la crítica cinematográfica regularmente, pero no puedo menos que recomendar una deliciosa, y pequeña, película titulada Juno, una muestra muy atractiva de cine independiente americano, que muchos han comparado con Pequeña Miss Sunshine, pero que yo como no la he visto compararé con Transamerica, otra película que inesperadamente convierte un drama cotidiano en comedia, sin frivolizar el tema ni caer en el estereotipo. A destacar la estupenda Ellen Page, de quien ya me enamoré en Hard Candy (una de mis películas favoritas), en el papel de la adolescente que se queda embarazada y decide no hacer un drama de su situación. No os la perdáis si tenéis sangre en las venas.

Además de ver películas, y ahora que por fin terminaron las obras en casa, puedo volver a dibujar y a realizar mis planes para dominar el mundo (o destruirlo, aún no estoy decidido), hablando de lo cual también he visto una película sobre un monstruo que destruye Nueva York, lo que me recuerda al videojuego de matar bichos al que he estado jugando este fin de semana, y el cual me ha recordado el juego de matar bichos en el que trabajé durante años y del que estas semanas he estado recuperando las piezas que se pudieron salvar de su naufragio, y pensando en esto me he acordado de cómo era de divertido trabajar haciendo videojuegos cuando no implicaba tener que irse del país, y cuando ya parecía que el tema no daba para más, recibí un e-mail de la empresa para la que me fui a trabajar en Irlanda...

CONTINUARÁ...

2 comentaris:

Hator ha dit...

Mira que sólo vi un trailer de Juno pero me dije, esta peli tiene el nombre de este tío...
Y ahora qué? Creando espectación?

amelche ha dit...

¿No has visto la de Miss Sunshine? Tienes que verla, que es buenísima. (Yo no he visto las dos que tú mencionas.)

¿Vuelves a Irlanda? La vida trae y lleva, así que, ¿quién sabe? Estos días está de visita una señora que era la dueña de la casa donde se alojaron mis amigos cuando éramos Erasmus. Está en otro pueblo, en casa de otra chica que también estuvo de Erasmus años después. Pero la hemos llevado varias veces de excursión por ahí.