dilluns, 1 d’octubre de 2007

Mira que tengo, de mierda (Soltando lastre)

Está visto que no conseguiré esperar a Derry para seguir escribiendo, así que como este es mi blog y me lo... esto... monto cuando quiero, aprovecho mis últimas semanas de ocio en Lloret capital (población maldita de la Mallorca profunda) para dar cuenta de mis preparativos y perspectivas, así como para dar salida a mi incontinencia verbal, que de buen seguro echaréis todos de menos.

Ya es oficial. Tengo un contrato firmado volando por correo certificado hacia Derry, un billete de avión a Belfast con fecha 25 de octubre, y una casa a medio desmantelar. Esto último ha sido lo que realmente me ha provocado la sensación
de exilio, mientras que las semanas anteriores apenas tenía una leve sensación de vacaciones y hastío. Incapaz de estudiar un poco para repasar mis oxidados conocimientos de programación de gráficos (que buena falta me hace, sobre todo porque es el trabajo por el que me van a pagar), he estado dedicando las pasadas semanas a despedirme de la isla a mi manera, o sea haciendo el turista en mi propia ciudad, citándome con esas amistades a las que hacía un huevo que no veía, y poniéndome al día de todas las lecturas y productos audiovisuales que tendré que dejar atrás.

Hablando de los cuales, anoche se me ocurrió la brillante de idea de seleccionar una película de mi extensa colección de VHS, con la consecuencia de que no solo no la encontré (o puede que nunca la tuviera, quien sabe) sino que por fin fui dolorosamente consciente de la cantidad de material inútil del cual indefectiblemente voy a tener que deshacerme antes de abandonar la isla. Tras haber puesto a salvo mi colección de cómics, ahora toca buscarle hogares de acogida a mis películas, libros, juegos de rol, y otros materiales sensibles (Xbox, mesa de dibujo, originales de fanzines, etc.) Pero si, como pretendo, a partir de ahora he de viajar ligero, ha llegado la hora de cortar con el pasado y deshacerse de todo aquello que no sea imprescindible conservar, pero que por alguna razón ha sobrevivido a tres mudanzas y numerosas limpiezas generales.

Supongo que una opción sería montar una piñata en casa y dejar que mis amigos me aliviaran del peso de mis inútiles posesiones materiales, pero francamente, lo único que queda en casa a estas alturas son saldos, y mi colección de VHS en particular resulta ser el montón de basura más lamentable del que ha hecho acopio una persona durante años, no porque no sea una colección de cine de lo más selecta, sino porque apenas quedan ya reproductores, y porque la gente hoy en día cuando le apetece ver una película, lo que hace es bajársela del emule, con calidad DVD y en el idioma que le da la gana. Y eso, sin ocupar ni un milímetro de espacio físico.

Hay una lección que aprender aquí para el futuro. No solo porque no sé de cuánto espacio dispondré en mi futura residencia irlandesa como para volver a hacer acopio de basura, sino porque tampoco sé por cuánto tiempo la ocuparé, y por lo tanto cuánto tiempo tardaría en tener que volver a hacer una mudanza. Solo esto es razón suficiente para reprimir mis ansias coleccionistas y en su lugar dedicarme a disfrutar del lugar, y coleccionar amigos, experiencias, historias y, todo lo más, fotos en formato digital, que por lo menos no ocupan espacio. Aquel que dijo que el saber no ocupa lugar no había visto el tamaño de los libros de programación, y al otro que dijo que nos vamos de este mundo con lo mismo que vinimos no le falta razón, pero apostaría a que el cabrón nunca tuvo que mudarse de país siendo friki.

4 comentaris:

amelche ha dit...

La de cosas que llegamos a acumular en esta vida, ¿eh? Y qué pena deshacerse de una parte de nuestro pasado. Pero hay que mirar hacia el futuro.

Suerte en la mudanza. Apenas tres semanas... ¿Miraste lo del transporte Belfast-Derry?

Marmack ha dit...

Gracias por los ánimos, de todos modos no será tan difícil desprenderme de todo, los recuerdos que valen son los que no acumulan polvo en una estantería de casa, y esos siempre viajan contigo.

Y sí, ya tengo mi bus bien localizado para enlazar desde el aeropuerto. Todo debería salir bien si no me equivoco tomando el bus en dirección Belfast, o pillo, no sé, un tren a Dublin o algo. Pero bueno, incluso si pasa, por lo menos tendré una buena historia para el blog ... :P

amelche ha dit...

Hay tren a Derry (o por lo menos había, querían quitar la línea porque no era muy rentable por lo visto y es que tardaba mucho más que el bus) y la estación de tren está en la misma Europa bus centre. Hay de bus y de tren allí juntas. Pero para llegar allí desde el aeropuerto tendrías que coger un bus. Así que te sale mejor lo de ir directamente del aeropuerto a Derry con la empresa de autobuses que te dije.

hadita80 ha dit...

Por fin te dejo algo en tu blog, que ya era horaaaa!!! Lo que algo quiere algo le cuesta.
Pero veras que todo ira muy bien.

Yo estoy aqui en casa con la pierna en alto por un tropiezo tonto, asi que tengo como 20 dias de baja sin hacer nada en casa uff!!! eso es un castigoo!!!!!!

Ire dejandote notitas por aqui! Hasta pronto!!!
1 beso.