dissabte, 27 d’octubre de 2007

Ya tenemos la Seu llena de huevos

...y al final llegué a Derry. Me ahorraré los avatares el día D, con todo el trajín del avión, el taxi y toda la movida, pero al final logré alcanzar mi destino. Ahora sólo me queda encontrar un lugar en el que vivir, algo a lo que he dedicado la mayor parte del viernes, además de intentar trabajar un poco, o por lo menos de empezar a conocer el proyecto y todo lo demás.

Por cierto que la primera cosa que aprendí el primer día en la oficina es que los viernes son muy lentos, tanto como para pasar la mitad del día jugando, chateando o escribiendo correos (o por lo menos eso hacían mis compañeros). Y al parecer, una costumbre irlandesa (o eso me explicó mi jefe) es irse pronto a casa el viernes por la tarde. No es que tuviera nada en contra, la verdad, pero después de pasar casi todo el día trasteando por las webs de diversas inmobiliarias, me sentí un poco culpable. De todos modos, y si cuento con la confianza de los jefes, puede que disponga de llaves de la oficina para poder trabajar hasta tarde, o bien para tener un poco de vida social electrónica-bloguera. Ahora posteo gracias a la wireless del B&B donde estoy temporalmente alojado pero pronto se acabará el chollito.

Hablando de lo cual, he estado descubriendo que he llegado en unas fechas especialmente inadecuadas para buscar casa en Derry, en primer lugar porque al parecer aquí nadie curra en sábado (por lo menos en las inmobiliarias), y esta mañana apenas he podido hacer otra cosa que dejar mensajes en diferentes teléfonos. Así que de buscar mañana ya ni hablamos, tendré que ponerme en serio el lunes, a ver qué pasa. Aunque claro, el jueves es fiesta, y para colmo adivinad donde se celebra Halloween con más entusiasmo que en ninguna parte de Irlanda.

Por cierto, que para aquellos que pensaban en visitarme para aprovechar mi residencia, debo advertir que es más que probable que me toque alojarme en un piso relativamente pequeño, o bien una habitación en un piso compartido. Ambas opciones me resultan igual de aceptables, mientras disponga de todo lo necesario, aunque no dan para alojar muchos invitados.


Y en todo caso, toca también advertir que el tiempo por aquí no solo es como os lo han contado, puede que incluso un poco peor. La lluvia es persistente pero fina, pero el frío y el viento son pentrantes, o por lo menos lo han sido estas dos mañanas. Y por la noche no ha sido mucho mejor, aunque me las he arreglado para irme a dormir pronto, que es cuando entiendes porque en Irlanda la gente pasa varias horas viendo la tele después de cenar (lo cual sucede a eso de las 6 o las 7) ya que entre el tiempo y la oscuridad no hay gran cosa más que hacer que recogerse prontito, aparte de irse a tomar cerveza.

Por cierto que habría podido asistir hoy mismo a mi primera fiesta, nada menos que una fiesta de disfraces de temática zombie, invitado por un compañero del curro, cuyo nombre (irlandés) no me atrevería a transcribir. El problema era que la fiesta era fuera de la ciudad (y por lo tanto había que depender de un conductor probablemente ebrio para regresar) y que no se requería disfraz, sino cualquier ropa que no te importara que terminara cubierta de sangre de pega y cerveza. Puesto que ninguna de las dos condiciones me resultaba satisfactoria, opté por rechazar la propuesta amablemente y esperar a conocer un poco mejor a mis compañeros antes de irme de farra. Tiempo habrá de salir a tomar algo con ellos para comprobar en persona la proverbial capacidad de los irlandeses para ingerir alcohol, así como su reacción cuando sepan que soy abstemio. Por cierto que al informar a mi jefe de este extremo, me tranquilizó diciendo que no sería un problema que no bebiera (mientras estuviera dispuesto a pagar la ronda que me tocara, como es tradición aquí) y que los problemas que habían tenido con otros empleados venían más bien por justo lo contrario. A ver si va a ser por eso que mi empresa se llama Dark Water... :-)

Hoy he podido dedicar el día a patear el centro, así como recorrer a pie el camino desde mi alojamiento hasta la oficina, solo para comprobar que ya no estamos en Kansas y aunque obviamente posible, caminar no es la mejor opción, sobre todo habiendo un bus que me deja delante. Al contrario que en Palma, aquí el transporte público es de calidad y se puede contar con él con garantías.

También he aprovechado para hacer una exploración del centro de la ciudad, que en pleno sábado ha estado de lo más animado, a pesar del día gris, típico clima al cual supongo que todo el mundo debe estar ya acostumbrado porque además de salir a la calle en tropel, he llegado a ver gente en manga corta bajo la lluvia. He podido localizar los centros comerciales (que tienen los horarios más amplios, lo cual puede venir bien cuando el trabajo se alargue) así como el mercado local de los sábados (saturado de gente, y lleno de tenderetes vendiendo comestibles y demás productos de las más diferentes procedencias) y finalmente el único cine en muchas millas a la redonda, donde me he refugiado a ver Stardust cuando los pies ya no me daban más de si. Como no podía ser menos, las 4 de la tarde ha resultado ser la hora más inapropiada para ello, cuando el cine estaba lleno de críos, muchos bastante más escandalosos que el quillo medio al que estaba acostumbrado. Pero bueno, ya iré escogiendo mejor los momentos para hacer estas cosas.

Me encantaría poder decir que he estado haciendo algo de vida social y/o nocturna, pero todavía no le he dedicado ni un minuto a pensar en ello, ni planeo hacerlo hasta que esté definitivamente alojado. Y la verdad, yo a estas horas estoy cansado, ahí fuera llueve y hace un frío del carajo, y por algo me traje varios miles de libros, series de TV y cómics en formato digital cargados en el portátil. Puedo hacer un poco de vida de ermitaño durante un tiempo, y para los que me conozcáis, sabréis que no será muy diferente de la que hacía antes.

Mañana todos los comercios cierran y será un día más tranquilo para explorar la ciudad mapa en mano (algo que en un día como hoy te delata como un vulgar turista), visitar los murales en memoria del Bloody Sunday y puede que un poco de turismo cultural, si es que hay algún lugar abierto donde hacerlo. Y si no, siempre puedo pasar un día tranquilo en el B&B preparando trabajo para el lunes, que probablemente me lo pase colgado al teléfono hablando con agencias y concertando visitas a pisos diversos.

Así que lo dejaré aquí de momento, y si me acuerdo de algo más, ya lo cuento mañana, y aprovecho mientras tenga una conexión de la que tirar, que en cuanto empiece a trabajar ya no habrá gran cosa que contar (que no esté sujeta a una cláusula de confidencialidad, claro). Desde Derry, en Irlanda del Norte, os ha informado el tío MA el viajero.

Y de Bertie casi que os hablo otro día... ;)

11 comentaris:

Joan ha dit...

Ueeeeeeeeeee

Be, gracis per contar "las andazas del Don Quijote mallorquín". Es una pena que això sigui públic per posar coses més grolleres XD

Veig que has estat enfeinat. Això va bé, ja que així els dies passen més aviat i els vespres estas reventat per poder dormir a gust ...

Lo dels divendres sona de puta mare! Jo vull viure a Irlanda!

Pues res, continua contat coses quan puguis, i pren-te ses coses amb calma, que es s'única manera.

A mi m'és igual si tens un pis petit o comparteixes habitació, si tenc algú amb qui venir m'hauràs d'aguantar per allà encara que siguin un parell de dies, i si, és una amenaça ...

Per cert, ja podies haver fet una petit comentari d'Stardust, però se te perdona :)

Una abraçada molt forta, tiu, i apren a beure per combatre el fred!!

Anònim ha dit...

Who's that Bertie guy?
Tell me more!

JAB

Anònim ha dit...

Joan, you are the Prophet of the Usher?
Every prophet in his house.

JAB

Joan ha dit...

I'm life, rarer than a Quark and unpredictable beyond the dreams of Heisenberg; the clay in which the forces that shape all the things leave their fingerprints most clearly

El Migue nos va a bannear por frikies ...

anna ha dit...

Bé...em recomforta saber que les primeres experiències, per més rares que et semblin, són del tot normals en un guiri. Així que ànim, tal com jo ho veig, els irlandesos no tenen res a veure amb els cold blooded guys que jo m'he trobat pel nord, així que estaràs socialitzant més aviat del que et penses.

A veure si tens sort amb l'habitatge...N. i jo estarem pendents del teu blog per comprovar que tot va bé.

Per aquí algunes coses han canviat. Dijous al matí, en plena crisi espiritual i envoltada de "senyals" (amb la teva pròpia terminologia), vaig renunciar oficialment al màster i vaig escriure el pròleg de la meva novel.la. Finalment m'he decidit a fer el que s'ha de fer, tant me foten els auspicis.

N. té una entrevista de feina aquesta tarda i jo ja me les piro a currar.

Per cert, ja he vist les dues primeres temporades de ja-saps-el què. La primera al mateix dia.

Una abraçada ben forta de part de tots dos!!!

Anònim ha dit...

¿Qué tal el cricket?

PIS

Hator ha dit...

Hey-hey-heY!
Antes de especular sobre la posibilidad de que tu nueva madriguera sea pequeña, espera a verla, no? Por otro lao, yo con un trastero más o menos me apaño...
;)
Ánimo y suerte con la búsqueda de piso!
Un saludete

Marmack ha dit...

Gracias a todos por los ánimos y por las novedades. Respecto al alojamiento, no quiero adelantar acontecimientos pero hay buenas perspectivas... y con habitacion para invitados. Pero ya os lo confirmaré cuando el pájaro esté en la red. Seguid atentos al blog.

jahd ha dit...

On són es DVD's de EMbrujadas i Yes, Minister?

I més important: sa cinta de NY, era a Palma? Es vídeo finalment ha quedat en es local. En Robot va flipar amb Cowboy Beebop. Puta frikie...

amelche ha dit...

Bueno, me alegro de que vaya bien la búsqueda de casa. Un abrazo.

Manuel ha dit...

Uy!! Cuantas largas que nos das con que el piso será pequeño..., ya te estás buscando un cuchitril grande perraco!! Que mis próximas vacaciones te las vas a comer todas!! Jejeje. Por cierto... ¿qué te pareció Stardust? A mi me molo bastante.

Venga, saludetes,

El JR.