dijous, 25 d’octubre de 2007

Ni para puta ni para hacer luz

Bueno, ya empieza a ser tarde y mañana va a ser un día muy largo, aunque no tanto como lo ha el de hoy. Por fin llega el día D, dejo mi casa de Lloret, me marcho para Irlanda, y empieza el verdadero relato de mis aventuras. Las últimas semanas han sido las más estresantes que recuerdo, coche arriba y abajo cargando cacharros, quedando con mis amigos (prácticamente todos) para despedirme, repartiendo mis posesiones materiales, y haciendo todas las cosas que suelen proceder a un cambio de esos. Las últimas dos semanas han resultado especialmente intensas, entre preparar el trabajo, trasladar muebles, quedadas diversas, e incluso un viaje a Barcelona el fin de semana. Los dos últimos días, que se me han hecho largos como dos años, han sido una gincana constante de horarios, traslados y muchas prisas. A medida que se acercaba la fecha, la casa se desmantelaba y volvía menos habitable, lentamente los suministros se agotaban: muebles, butano, comida, y finalmente solo me queda el ordenador en el que estoy dando cuenta de este fin de fiesta, a punto ya de empaquetar para casa.

Para colmo, mi isla se está comportando como un amante despechado. Ahora que me voy, el tiempo ha decidido ponerse borde y llover a diario, justo en los días en los que más fastidia, teniendo en cuenta que necesitaba hacer viajes diarios para poner a salvo mis posesiones. Es como la versión climática de la famosa frase "ahora te vas a cagar" en la que Mallorca me demuestra que aquí puede llover tanto o más que en Irlanda, y además salir luego un sol espléndido. Lo que yo te diga, que ya ni a tu tierra le puedes dar la espalda sin que se ponga celosa. Cuánto rencor.

Pero al final todo ha salido más o menos bien, aunque con el tiempo justo. Tengo la maleta casi a punto, mi portátil configurado y en orden, mis bienes a salvo, mis amigos bien despedidos, y mi trabajo me espera. Como ya es tarde y debería descansar un poco, solo quiero despedirme a mi manera de mi tierra, invitaros a todos a compartir el relato de mis aventuras, desear que éstas duren más que mi última aventura en ultramar, y cumplir con mi sueño de ir hasta donde hiciera falta para hacer el trabajo de mi vida. Si todo esto sale como está planeado, seré un hombre feliz.

Hoy he contribuido al cambio climático lanzando a la basura 23 bolsas de residuos diversos, conteniendo recuerdos variados de años anteriores (en los que tenia una razón para guardarlos) lo cual no ha sido excusa para conservarlos. Si uno tiene que viajar ligero, hay que deshacerse de todo el lastre, y solo conservar lo verdaderamente importante. Hay muchas cosas que no voy a echar de menos de vivir en este país, en contra de lo que pudiera parecer: la ADSL de Telefónica, la política española, las conversaciones sobre hipotecas, el cine doblado, el baño exterior de mi casa, mi trabajo de Tragnarion, el menú diario de Ikea, el atasco de las 8 y media, etc. En cambio, sí que echaré de menos: la ADSL de Telefónica (por lo menos hasta que tenga otra), escuchar No Somos Nadie por las mañanas en M80, las presentadoras de La Sexta, el pan payés y el aceite de oliva, el café con leche con ensaimadas, mis compañeros de Tragnarion, las chicas del Ikea, ...

Espero poder hacer una lista muy pronto de las cosas que molan en Derry y de las que no. Hasta entonces, deseadme suerte, no dejéis de postear comentarios para que no me sienta que estoy escribiendo para las piedras, y a todos los que duden de que resista la vida en el exterior, recordad que en palabras inmortales del rey Leonidas (o de su mujer, no estoy seguro) volveré con mi escudo o sobre él. Un espartano no retrocede; un mallorquín, solo se da la vuelta y sigue avanzando.

Hasta aquí. Próxima parada: Derry.

13 comentaris:

Hamoid ha dit...

Suerte! :) Alguien en Berlín te lee :)

Aquí preparando una exposición de fotos que empieza en 41 horas, y de la que aún no hay rastro alguno en versión papel-fotográfico :) Si se me diera bien esto de rezar lo haría por que la imprenta mañana funcione sin problemas :)

Recuerdo lo emocionante que es un momento como el tuyo ahora :)

Buen viaje!

Alma Salinas ha dit...

mucha suerte ma...y saca muchas fotos!..heee!

tomate una guiness por nosotros!

tommywan ha dit...

Mucha suerte, tio! Nos vemos en los aeropuertos!

Laura ha dit...

Buen viaje!!!!!!!!!
Que lo pases bien y te adaptes rapidos, te mandaremos Quelys y sobrasada :D

Nos leemos !!!!!!!!!!!!!!!

A mas ver!!!!!!!!!!!!!

Hator ha dit...

Hasta el infinito y más allá, lad.
Que los Hados guíen bien tus pasos.

PD: Como la Guiness seguro que no te tirará prueba una Magners con hielo (sidra irlandesa)

Anònim ha dit...

Blogger no publica mis comentarios. Tú te lo pierdes.

JAB

amelche ha dit...

Suerte y ya nos contarás. Seguro que te lo pasas muy bien.

Manuel ha dit...

Don't worry!! be happy!! Disfruta y vuelve a casa por navidad. Un abrazo.

Luis Cabellos ha dit...

No te preocupes, Lo peor suele ser el viaje. Una vez pasado ese trago, el resto entra mejor.

Mucha suerte.

jOse ha dit...

MAAAAAA cuidate mucho y no te olvides de estos pobres palmesanos jeje.

Espero ver tu juego muy pronto en el burrito ;)

Suerte!!!

amelche ha dit...

¿Estás vivo? ¿No cuentas nada? :-)

Joan ha dit...

Hola!

Anava a escriure en castellà, però se me fa massa raro ... Pues res, ànims desde Establiments!

Esper tenir notícies prest de com ha estat s'arribada, i de ses novetats

Una abraçada, fins aviat!

Marmack ha dit...

Bueno, pues ya tenéis novedades en mi último post para los que las habéis pedido. Lo que no va a haber durante un tiempo son fotos, por aquello de que no tengo cámara, pero a ver si puedo conseguir alguna pronto.